Aportes Átmosféricos

Aportes Atmosféricos

Los aerosoles tienen una gran influencia sobre los procesos de transferencia radiativa, directamente a través de mecanismos de scattering e indirectamente al modificar los efectos radiativos del vapor de agua. Más recientemente, las propiedades de absorción de las partículas de polvo atmosférico han ganado atención. El transporte de polvo desde los desiertos a distintas regiones oceánicas parece influir en los ciclos biogeoquímicos de elementos traza y nutrientes que pudieran modificar la productividad de ecosistemas marinos y terrestres. A escala global, la fuente más importante de aerosoles minerales la constituye en desierto del Sahara.

De la cantidad creciente de productos procedentes de la industria que alteran significativamente los procesos que tienen lugar en los océanos podemos citar como ejemplos a los surfactantes, halógenos o sulfuros de dimetilo (DMS), éstos últimos son oxidados en la atmósfera marina a varios compuestos de azufre entre los que se incluye el ácido sulfúrico tiene el potencial de crear nuevos aerosoles que actúan como núcleos de condensación de las nubes de manera que una masiva producción de DMS atmosféricos sobre los océanos pueden tener un impacto significativo sobre el clima de la tierra.

Evento de calima sobre las Islas Canarias. Imágen cortesía de MODIS Rapid Response Project at NASA/GSFC.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com