Las Batisferas

Las Batisferas

En 1.928, se concibieron las batisferas (del griego bathos, profundo y sphaira, esfera) de Barton y Beebe, diseñadas para permitir llevar a cabo investigaciones oceanográficas más profundas y detalladas que las desarrolladas en el siglo XIX. Se dejaron de usar porque no disponían de medio propulsor, y por tanto, no podían maniobrar en ninguna dirección. Sólo podían subir y bajar dentro del agua mediante un cable de acero sujeto al barco nodriza.  Tras varias pruebas, llegaron a una profundidad de 900 metros.

Se probó otro invento de este tipo, llamado “bentoscopio”, que consiguió descender a 1.500 metros de profundidad. Pero pronto esta clase de inventos quedaron sustituidos por los batiscafos (del griego bathos, profundo y scaphe, barco), diseñados para grandes profundidades.

(Fuente: Inmersión. La conquista del fondo del mar. Narcís Monturiol. Museu Marítim de Barcelona. 2009.)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com