Sumergibles de la década de 1.960

Sumergibles de la década de 1.960

Necesidad de estudiar pisos intermedios y recoger muestras

Durante la década de 1.960, destacaron los sumergibles diseñados por la compañía Perry, el primero de los cuales, el Perry Cubmarine Experimental (PC-3X), contaba con diversos visores con el fin de que el piloto y pasajero vieran el exterior. El segundo modelo, el PC-3B, tenía la misma forma que el anterior, pero sus dimensiones eran ligeramente superiores. Este último, participó en la búsqueda de bombas de hidrógeno caídas en Palomares (Almería) tras un accidente de aviación. En 1.966, John H.Perry en colaboración con Ed Link, propietario del barco de investigación oceanográfica Sea Diver, diseñaron el primer sumergible que permitía a los submarinistas abandonar la nave para salir al mar. Era el llamado PLC-4 Deep Diver.

Las industrias Perry, diseñaron numerosos sumergibles, pasando a la historia como la compañía que más sumergibles civiles ha construido (más de 30), todos con características similares pero con variaciones en cuanto a peso, longitud, etc., y con diferentes usos (detección de campos de mariscos, inspección de tuberías submarinas, etc.). Entre ellos destaca el PC-8, primer sumergible con morro acrílico y el PC-1601, que de todos era el que alcanzaba mayor profundidad, 900 metros. Algunos continúan operativos, como los de la serie PC-12, de uso turístico en las Islas caimán o el PC-8B que trabaja desde hace 25 años para el Instituto de Oceanografía de Bulgaria.

De la misma década, destacan los sumergibles de la Electric Boat, empresa que ha construido más de 260 submarinos para el ejército estadounidense, de los cuales, hoy siguen en activo 50. A la primera generación creada pertenecen el Star I y el Asherah. El primer sumergible, botado en 1.963, llegaba hasta los 60 metros de profundidad y realizaba inmersiones de cuatro horas. En 1.965 se le instaló un conversor químico experimental con hidracina y oxígeno, que generaba directamente electricidad, sistema usado en aquellos momentos para generar electricidad en los cohetes espaciales. El Asherah, más grande que el anterior, comenzó a usar un material llamado syntatic foam, con una densidad de entre la mitad y la tercera parte del agua, para asegurar la flotabilidad positiva (tendencia a emerger).

El Star II, perteneciente a la segunda generación, contaba con mejoras notables en cuanto a maniobrabilidad y control frente al Star I, así como la distribución de potencia en el interior y la disposición del instrumental. Fue reconfigurado, pasando a denominarse Makalii, realizando una media de 5 inmersiones mensuales.

El Star III, más voluminoso y maniobrable que el Star II y que bajaba a mayor profundidad (600 metros), fue el único sumergible de la serie al que se añadió un manipulador para recoger muestras del fondo marino. Realizó investigaciones en los ámbitos de la fotogrametría, la visibilidad y la temperatura, entre otras tareas.

Otro sumergible destacable de esta compañía, el NR-1 (Nuclear Research One), era un sumergible nuclear en miniatura, creado en 1.965. Contaba con un reactor nuclear, estaba diseñado para 13 tripulantes y podía sumergirse durante 15 días sin salir a superficie, con un límite de profundidad de 900 metros.

Creado un año anterior, también destaca el Deep Jeep de la Marina estadounidense, pensado inicialmente para la recogida de torpedos en los campos de pruebas submarinos de la Armada norteamericana y sumergirse a 600 metros, podía estar sumergido 4 horas.

Y de finales de la década de 1.960, cabe citar los mesoscafos de Jacques Piccard, llamados así por ser concebidos especialmente para profundidades medias. Jacques, hijo del inventor del batiscafo, construyó el primer sumergible turístico, el PX-8, con capacidad para 40 personas. Pero más destacable fue su segundo mesoscafo, el PX-15 Ben Franklin. Podía bajar a 600 metros y fue ideado para dejarlo arrastrar por la corriente a diferentes profundidades durante al menos un mes. Y así fue, emergió un mes después de ser dejado en el centro de la Corriente del Golfo a la deriva, a 1.444 millas náuticas al norte de donde inició la aventura. Se estudió el comportamiento de la tripulación durante la travesía.

Algunos años antes, se había construido el primer sumergible de aluminio, fue el Aluminaut de Reynolds. Aunque el objetivo de su diseño era crear una nave capaz de descender hasta los 4.500 metros, su construcción se basó en otras necesidades, por lo que se creó un sumergible más pequeño y que alcanzara menor profundidad. Fue otro de los sumergibles que participaron en la recuperación de la bomba de hidrógeno de Palomares. Tras esta misión, se equipó con manipuladores capaces de mover objetos de hasta 89 kilos de peso. También participó en el rescate del Alvin, hundido a 1.700 metros de profundidad. Fue retirado de la circulación en 1.972.

Precisamente el DSV-2 Alvin, de General Mills, cuya casco de presión fue inicialmente de acero y posteriormente sustituido por uno de titanio, llegó a bajar a 3.600 metros de profundidad. Botado en 1.964, participó en la recuperación de Palomares, y tras su hundimiento y posterior recuperación, fue reparado y llevó a cabo tareas de investigación y rescate, estudió las placas tectónicas y descubrió las fuentes hidrotermales en 1.977. Aún en activo, ha realizado trabajos en las Galápagos, la falla de San Andrés y los abismos de las islas Marianas, entre otros. En 1.986 descendió hasta los restos del Titanic. Actualmente se construye una nueva esfera que se pondrá en funcionamiento en 2.011 y que le permitirá descender a los 6.000 metros de profundidad. En total ha realizado 3.327 inmersiones.

En 1.965, fue botado el Deepstar 4000, se trataba de una nave similar en concepción y operatividad a los platillos sumergibles de Cousteau. Tenía capacidad para 3 personas, y la supervivencia estaba asegurada durante 144 horas mediante oxígeno comprimido y la eliminación de anhídrido carbónico. Intervino en numerosas pruebas científicas, tales como pruebas bioacústicas, estudios de distribución e identificación de especies marinas y mediciones físicas, químicas y topográficas.

De los sumergibles de la línea Pisces, creados por la empresa HYCO en Canadá, destaca el Pisces 4, que podía bajar hasta los 4.000 metros de profundidad., Este sumergible y su gemelo el Pisces 5, trabajaron para la universidad de Hawai, centrados sobre todo en los volcanes submarinos. Otro destacado fue el Pisces 3, usado en la campaña llamada “Investigaciones con sumergible de la geología y el benthos del banco de Rockall”, realizada por el Institute of Oceanographic Sciences británico, cuyo objetivo era el de estudiar, filmar y tomar muestras de la geología del fondo marino del citado banco. Estaba equipado con un brazo robótico para tomar muestras.

La compañía Lockheed, desarrolló varios sumergibles de rescate para la Armada estadounidense, entre los que destacan el Deep Quest, prototipo de los llamados DSRV (Deep Submersible Rescue Vehicles) y sus primeros modelos operativos: los gemelos Mystic y Avalon. Todos ellos realizaron principalmente tareas de rescate de misiles, satélites, barcos, cañones, etc.

Pronto se necesitó innovar los sistemas de visión de los sumergibles, y el Deep Ocean Work Boat de General Motors, supuso un adelanto en este sentido, ya que incluyó dos cámaras de televisión montadas sobre dos periscopios, uno situado en la parte superior del morro delantero del sumergible, y el otro en la parte inferior central. Contaba con un sistema triplicado de visores, de modo que los tripulantes (tenía capacidad para 3) pudieran ver individualmente cualquiera de las dos cámaras, las cuales tenían una visibilidad de 180º. Podía descender a 2.200 metros y mantenerse bajo el agua durante 65 horas. Botado en 1.967, su primera misión consistió en rescatar un satélite nuclear cuyo lanzamiento fue fallido, sumergiéndose a 100 metros de profundidad. También participó infructuosamente en el rescate del Alvin.

(Fuente: Inmersión. La conquista del fondo del mar. Narcís Monturiol. Museu Marítim de Barcelona. 2009.)

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com