Sumergibles diseñados para grandes profundidades

Sumergibles diseñados para grandes profundidades

Ha habido dos grandes épocas de construcción de sumergibles científicos: la década de 1.960 y la de 1.980, esta última además generó gran cantidad de sumergibles diseñados para grandes profundidades. Actualmente, cinco de ellos están diseñados para llegar a

3.000 metros de profundidad, siete para entre 1.000 y 3.000 metros y 25 limitados a 1.000 metros.

 

En 1.981, se construyó el Shinkai 2000, para una profundidad de 2.000 metros, pero muy pronto se hizo patente la necesidad de disponer d sumergibles que llegasen hasta los

6.500 metros, lo cual supondría el acceso al 97-98% de los fondos oceánicos. En 1.990 fue botado el Shinkai 6500, primer sumergible diseñado en conjunto con su barco nodriza desde el principio. Ha realizado investigaciones geológicas, biológicas y ha descubierto el lecho de lava submarino más grande del mundo, así como un fondo de conchas con escamas de hierro.

Se calcula, que el 50% de los fondos marinos tienen menos de 3.700 metros de profundidad, el 47% entre 3.000 y 6.000 metros y el 3% restante entre 6.000 y 11.000. Teniendo en cuenta estas estimaciones se creó el Nautile, estableciéndose como primer parámetro que la nave pudiera sumergirse a 6.000 metros, para desarrollar misiones de observación, explotación e intervención. La flotabilidad se consiguió mediante losetas de espuma sintética hecha de microscópicas burbujas de vidrio con epóxido.

Fue botado en 1.984 y actualmente lo gestiona el IFREMER (Institut Français de Recherche pour l’Exploitation de la Mer), ejemplo de gestión eficiente en investigación oceanográfica desde el Estado. Ha intervenido en numerosas investigaciones submarinas, en reportajes sobre el Titanic y el Bismarck y en operaciones de rescate. En 2.002 participó en el sellado de las grietas del Prestige, hundido frente a las costas gallegas, y en 2.009, en la búsqueda de la caja negra del Airbus de Air France accidentado en el Atlántico.

Los MIR 1 y MIR 2, dos sumergibles gemelos de gran profundidad o Deep Submersible Vessels (DSV), botados en 1.987, también alcanzan los 6.000 metros de profundidad. Su función principal era el rescate de artefactos en el mar, pero han realizados numerosas misiones, como descender al fondo del polo norte geográfico o participar en la filmación de los documentales Expedition: Bismarck (2002) y Misterios del Titanic (2.003).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com